Cómo ahorrar dinero: El método definitivo

¿Sabes que el ahorro es importante pero no sabes por dónde empezar? ¿Desanimado con los métodos que has visto sobre cómo ahorrar en casa? En este artículo te voy a enseñar cómo ahorrar dinero con mi método probado y algunos trucos para ahorrar que sí funcionan.

Antes de nada, quiero asegurarme de que sabes muy bien el impacto que puede tener el ahorro a largo plazo:

Si consigues ahorrar 1€ al día, en 20 años acumularás más de 12.000€ si cuentas con un interés anual del 5%

Cuesta de creer, pero es así.

Ahora que eres consciente de su importancia, vamos a ver cómo puedes ahorrar dinero paso a paso.

 

Cómo ahorrar dinero: introducción al método

Saber cómo ahorrar dinero es la base de las finanzas personales y es fundamental para conseguir la libertad financiera.

Muchos lo ven como algo imposible de dominar; como si una fuerza externa les obligara a gastar todos sus ingresos. No es así, y vas a aprender una forma de ahorrar dinero que de verdad funciona.

Antes de empezar con los pasos, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Por mucho que te pueda enseñar mi sistema, si no pones de tu parte no vas a ahorrar ni un céntimo.
  • Si quieres ahorrar el “típico” 10% de tu sueldo, esta forma de ahorrar dinero te servirá, aunque está pensado para ahorrar mucho más dinero.
  • La constancia es la clave del éxito; ahorrar dinero cada semana o día a día es lo que marcará la diferencia.

¡Empecemos!

 

1. Controla tus gastos diarios

El primer paso es elegir un método para controlar tus gastos diarios. No te pido que empieces a ahorrar ni pensar en las formas de hacerlo; simplemente que identifiques en qué te gastas tu dinero.

Para ahorrar dinero antes deberás saber cuánto y en qué lo gastas

Lo sé… da mucha pereza cuantificar cada uno de tus gastos, pero esta es la única forma de ahorrar un porcentaje relevante de tu dinero. Además, hoy en día es más fácil que nunca tener un control de los gastos personales o familiares.

Una vez te acostumbres, no querrás dejar de hacerlo. Te lo aseguro.

Te permitirá saber en todo momento dónde se va tu dinero y si realmente estás consiguiendo los objetivos que te has propuesto.

 

Cómo controlar tus gastos

A continuación, te voy a explicar 3 formas de controlar tus gastos diarios y hacer seguimiento del ahorro familiar. Elige el que prefieras:

#1 Apps de ahorro: Es el método que yo utilizo. Hay mucha variedad por lo que seguro que puedes encontrar una que te guste. Te menciono dos (si te gustaría ver una comparativa de este tipo de apps o algún tutorial, dímelo en los comentarios):

  • Money Pro:  Tiene una versión gratuita y una de pago (la que yo utilizo), no es cara y no funciona por suscripción (intenta evitar las suscripciones como normal general). Deberás anotar tus gastos manualmente (una vez te acostumbras lo harás sin pensar). > Ir a la app
  • Fintonic: Otra opción muy utilizada aunque a mi no que me apasiona, ya que su negocio se basa en enviar publicidad de productos financieros (por eso es gratuita). Lo bueno es que permite integrar tus bancos para tener controlados tus gastos sin mover un dedo. La opción más sencilla si te da pereza controlar tus gastos. > Ir a la app

Se muestra el logotipo de dos apps para ahorrar más dinero y controlar los gastos: fintonic y money pro

#2 Hoja de cálculo: Se trata de crear una hoja de cálculo en Excel o en Google Drive de manera que te permita registrar todos tus gastos diarios.  Es un poco más complejo ya que la tienes que crear tú mismo y no está tan a mano como en una app.

#3 Papel y boli: Finalmente, para los menos tecnológicos existe la posibilidad de apuntar los gastos de tu casa a la antigua usanza. No es lo más recomendable ya que es muy laborioso y dificulta futuros análisis que quieras realizar, pero si no te ves capaz de usar las otras formas es mejor esto que nada.

 

Elijas la forma que elijas, debes tener control sobre todos tus gastos diarios.

Puedes apuntar los gastos al momento (sobre todo si usas la app), ir guardando todos los tickets y anotarlos a final de mes o, si pagas todo con tarjeta, consultar los extractos de tus cuentas.

¡Que no te dé pereza!

Tener control sobre mis gastos ha sido clave para optimizar mis finanzas personales.

Nota: Hoy en día hay bancos que ya te clasifican tus gastos automáticamente. No obstante, la mayoría de nosotros tenemos más de una cuenta o no gastamos solo con tarjeta, por lo que no es un método que suela ser útil, aunque podría servirte.

 

Cómo organizar tus gastos

Una vez elegida la forma de controlar los gastos de casa, tendrás que definir las diferentes categorías en las que organizar tus gastos.

A modo de ejemplo te pongo cómo lo hago yo (entre paréntesis, el detalle de lo que incluye):

  • Piso (alquiler)
  • Servicios (luz, gas, agua, internet)
  • Supermercado (todo aquello que compramos en el supermercado)
  • Transporte público
  • Coche (gasolina y gastos relacionados)
  • Ocio (actividades, restaurantes)
  • Compras (compras varias como ropa, objetos de casa o aparatos electrónicos)
  • Viajes (todo lo relacionado con viajes)
  • Otros (donaciones, regalos, peluquería, blog)

En mi caso prefiero no tener muchas partidas para simplificar el proceso aunque tú puedes hacerlo como creas que es mejor. A más detalle, más control pero también más complejidad.

Repito esto por si no queda claro:

No podrás conseguir una tasa de ahorro elevada sin saber en qué te gastas tu dinero

 

2. Prioriza tu ahorro

Una vez tengas claro cómo controlar tus gastos diarios podrás pasar a priorizar tu ahorro.

El ahorro se puede priorizar de muchas maneras. Yo te voy a explicar el método que me ha permitido ahorrar una gran cantidad del dinero que ingreso.

Deberás clasificar las categorías de gastos que has definido en los siguientes grupos:

  • Gastos principales: Son los gastos que forman la base de tu estilo de vida y son difíciles de reducir en el corto plazo (similar a gastos fijos, aunque no es lo mismo exactamente). En esta categoría suele haber el alquiler/hipoteca, el transporte que suelas utilizar o la escuela de los hijos, entre otros.
  • Gastos secundarios: Son los gastos que, aunque pueden ser importantes, tienes más margen para reducirlos o eliminarlos. A su vez, debes dividirlos en:

    Recurrentes. Gastos secundarios que se repiten en el tiempo: compra del supermercado, factura de la luz, otros servicios de casa, restaurantes (si vas a menudo), suscripciones… Suelen ser gastos mensuales.

    Puntuales. Gastos secundarios que ocurren de vez en cuando o de forma muy poco frecuente: compras puntuales, regalos, viajes, actividades…

La clasificación de los gastos es algo muy personal, por lo que puede que estos ejemplos no apliquen para ti.

Una vez los tengas clasificados (ya sea en un papel, en un excel o en una nota mental) pasamos a ver la estrategia de ahorro a seguir por cada grupo.

 

Nota: Puedes tener tendencia a clasificar muchos gastos como “principales” pero intenta dejar ahí lo imprescindible. Recuerda que no se trata de una clasificación entre gastos fijos y variables.

 

🤜🏻 Sin piedad: Gastos secundarios recurrentes

Tu prioridad número uno será reducir los gastos secundarios recurrentes.

En primer lugar, debes buscar si hay alguno que puedas eliminar directamente. Serán aquellos gastos en que el valor aportado es prácticamente nulo.

Algunos ejemplos de gastos a eliminar pueden ser:

  • Suscripción al gimnasio al que no vas o podrías sustituir por una rutina en casa.
  • Servicios de video en streaming que no utilizas o podrías centralizar en uno solo (Netflix, HBO, etc.).
  • Seguros de móvil u otros que no sean necesarios (aunque te los vendieran muy bien).
  • Apps de suscripción mensual que apenas utilizas.
  • Servicio de limpieza o planchado que podrías hacer tú mismo.
  • El café o desayuno del bar cada mañana (¿no te lo puedes hacer en casa?).
  • Tabaco (si no lo haces por tu salud, hazlo por tu bolsillo).

Reflexiona bien sobre cada uno de tus gastos y elimina sin piedad aquello que no te aporte suficiente. No es un proceso fácil, pero piensa que siempre estás a tiempo de volver a incorporarlo (aunque dudo que lo hagas).

El siguiente paso es intentar reducir u optimizar los que no puedas eliminar. Si no tienes el chip de ahorrar activado, lo normal es que en tu vida existan muchas ineficiencias en gastos diarios o mensuales que ahora podrás corregir.

Algunos ejemplos de optimización para ahorrar son:

  • Reducir el consumo en gas, electricidad y agua, además de cancelar los “servicios” adicionales que te incluyen en los contratos (en el caso de la luz puedes bajar la potencia también).
  • Contratar menos velocidad de internet (¿de verdad necesitas 300 megas?).
  • Comprar más marcas blancas y menos alimentos procesados (cocinar es la mejor manera de ahorrar y comer de forma más saludable).
  • Ir menos a comer fuera si vas muy a menudo o, como solución intermedia, pedir comida a casa (suele ser más económico).
  • Usar el transporte público o la bici en vez del coche (esto podría suponer un ahorro importante).
  • Comprar ropa solo si la necesitas y, si es posible, en rebajas.

 

Nota: El objetivo del post no es dar trucos específicos para ahorrar más, sino ofrecerte una base sólida para empezar a ahorrar dinero. Si te gustaría que escribiese algún artículo en concreto sobre ahorro, solo hace falta dejar un comentario 😄.

 

✂ Con firmeza: Gastos secundarios puntuales

Una vez hayas atacado los gastos secundarios recurrentes puedes pasar a los puntuales. Por su naturaleza de ser esporádicos, el impacto que tienen en tu economía suele ser menor.

No obstante, no debes de subestimarlos. Trátalos con firmeza.

En muchas ocasiones no puedes anticipar este tipo de gastos y la decisión se toma en el momento, por lo que debes estar preparado para cuando llegue la ocasión.

Para ayudarte a reflexionar, puedes seguir alguno de estos consejos que te permitirán evitar o reducir tus gastos en el futuro:

  • Pregúntate: ¿Es realmente necesario comprarme o gastar en _______? ¿Lo podría hacer yo mismo o comprarlo en wallapop?
  • Deja pasar unos días antes de hacer cualquier compra para reflexionar si vale la pena (es un truco muy tonto pero te aseguro que funciona de maravilla).
  • Puntúa del 0 a 10 cómo de feliz te hará aquello que quieres hacer o comprar.
  • Puntúa del 0 a 10 el grado de utilidad de aquello que quieres hacer o comprar.
  • Piensa si este gasto que haces es por puro compromiso y valora el decir que no.
  • Analiza si es algo que implique más gastos en el futuro y tenlo en cuenta a la hora de tomar la decisión (por ejemplo, si te compras un iPad puede que luego cada 2 o 3 años “tengas” que renovártelo).

 

⏳ Sin prisa pero sin pausa: Gastos principales

Por último te quedan los gastos principales.

Los gastos principales son más difíciles de reducir (que no imposibles) sin desmontar tu estilo de vida, y suelen suponer una parte muy relevante de tus gastos domésticos; por lo que no se pueden dejar de lado.

No te voy a pedir que empieces a reducir estos gastos desde ya, pero sí que debes tener presente el gasto que suponen estas partidas e intentar pensar si hay alternativas.

Para ello, estas preguntas te ayudarán a reflexionar sobre las principales temáticas:

  • ¿Necesitas realmente comprarte una vivienda? La flexibilidad de un alquiler te puede permitir ahorrar a largo plazo.
  • ¿Podrías vivir en un piso más pequeño o en una zona más económica?
  • ¿Es necesario ir en coche al trabajo o a hacer la compra?
  • Si tu trabajo te implica vivir en un sitio más caro, ¿te has planteado cambiar de trabajo o pedir trabajar desde casa e irte a un sitio más económico?
  • ¿Te hace más feliz un coche nuevo pagado a plazos que uno de segunda mano? ¿Eres consciente de lo mucho que se devalúan una vez salen del concesionario?
  • ¿Tu hijos van a ser más felices por ir a un colegio privado?
  • ¿Necesitas una persona que te limpie la casa? ¿No es más fácil tener menos cosas y ensuciar menos?

Hay algo muy importante que debes tener en cuenta sobre este tipo de gastos, aunque también aplica para los anteriores:

A veces, una buena estrategia para “ahorrar” es no aumentar tus gastos a medida que tu salario también incrementa. Es evitar el llamado lifestyle inflation (o inflación de estilo de vida).

De media, el salario va aumentando a medida que tenemos más experiencia. Cuando esto pasa, lo que suele hacer la gente es elevar, al mismo ritmo, su estilo de vida.

¿El resultado?

Estas personas gastan cada vez más dinero sin ser más felices, lo que las hace más dependientes de su trabajo para mantener su vida “inflada”.

Si por el contrario mantienes los gastos de aquello que realmente te hace feliz independientemente de que tu sueldo aumente, a medida que tu ahorro se haga mayor tu libertad también incrementará.

 

3. Empieza a ahorrar dinero

Una vez tengas tu método para controlar los gastos del hogar y hayas priorizado el gasto… llega el momento de la verdad.

Empieza a ahorrar dinero desde ya.

No hay mucho que explicar sobre este paso:

Se trata de eliminar o reducir los gastos que hayas identificado. Aquí juega un papel fundamental el control que tengas sobre tus gastos, ya que te permitirá saber si estás avanzando en tu objetivo de ahorro.

 

4. Haz un presupuesto doméstico

¿Hacer o no hacer un presupuesto doméstico?

Es posible que cuando hayas buscado trucos o formas de ahorrar por internet te hayas encontrado a menudo con que tienes que hacer un presupuesto de gastos.

Y no les falta razón.

Hacer un presupuesto es clave para conseguir ahorrar mucho dinero

No obstante, es importante saber cuándo es el momento adecuado para hacerlo.

En mi opinión, debes hacer un presupuesto cuando lleves un tiempo controlando tus gastos diarios. No es lo primero que tienes que hacer y te diré porqué.

Si nada más empezar a controlar tus gastos ya realizas un presupuesto, lo normal que es este no sea real y, muchas veces, estará subestimado. Esto ocasiona que sea imposible de cumplir, lo que podría desmotivarte para continuar ahorrando.

Es por este motivo que te recomendaría que empieces a controlar tus gastos e identificar y reducir aquellos que consideres. Una vez hayas hecho esto y tengas una idea clara de cuánto y en qué gastas tu dinero, puedes hacer un presupuesto doméstico.

hacer un presupuesto doméstico es clave para poder controlar el gasto y, por lo tanto, ahorrar más dinero día a día

Cómo hacer un presupuesto doméstico

Hacer un presupuesto no tiene mucho misterio.

Si usas la app Money Pro o una hoja de cálculo puedes incluir el límite de gasto que no quieres superar por cada partida; esto será tu presupuesto.

Yo recomiendo hacer un presupuesto anual y luego dividirlo por meses.

Con el histórico de gastos reales que tengas (por eso el presupuesto no puede ser lo primero que hagas), puedes calcular el gasto mensual de cada partida en la que has organizado tu gastos (dividiendo los gastos por los meses que se han producido).

A partir de ahí, añades aquellos gastos puntuales que tendrás durante el año (regalos de navidad, seguro del coche o viajes, por ejemplo) para tener la visión anual.

Una vez tengas lo que “de normal” gastarías, llega el momento de coger las tijeras ✂ y ver cuánto y en qué recortar. Es posible que ya no sea necesario al haber reducido los gastos en el paso 2. Entonces, el presupuesto te servirá para controlar que todo va como estaba previsto.

En caso de que sí recortes gastos te recomiendo que no se te vaya la mano, y que lo hagas de forma gradual.

Y hasta aquí, mi método para ahorrar. Aunque esto no es todo, también te dejo 3 trucos de ahorro que de verdad funcionan. Así, por la cara. 😜

 

BONUS: Trucos para ahorrar

De forma complementaria al método para ahorrar que te acabo de presentar, te voy a dar algunos trucos o consejos para ahorrar que pueden ayudarte en tu día a día.

Solo son un par de trucos de ahorro, pero funcionan.

Ya te adelanto que no son consejos milagrosos y si quieres ahorrar una gran parte de tu sueldo, antes deberás aplicar mi método paso a paso.

 

Págate a ti mismo primero

Un sistema simple pero muy efectivo.

Es tan fácil como programar con tu banco que a principios de cada vez  (cuando cobres) te aparte una cantidad determinada de dinero a una cuenta u otro banco en el que no tengas ninguna tarjeta de débito o crédito asociada.

No tiene más secreto que esto.

Si eres de los que se funden todo el dinero de la cuenta, este sistema te podrá ayudar.

Una forma más avanzada de utilizar este consejo para ahorrar sería enviar ese dinero de forma automática a un roboadvisor como Indexa Capital (accede a la promoción con este link).

Si no conoces qué es Indexa, te recomiendo que leas mi artículo sobre roboadvisors o la comparativa entre roboadvisors que escribí.

 

Conocer el precio histórico de cualquier producto de Amazon

Este truco solo sirve para las compras en Amazon, pero como verás puede ser muy interesante y poca gente lo conoce.

Existe una web que tiene registrados todos los precios históricos de todos los productos de Amazon. De esta manera, antes de hacer una compra puedes ver el precio histórico del producto y saber si es un buen momento para comprarlo.

La web se llama: Camel Camel Camel (sí, un nombre un poco raro…)

Para acceder a esta web debes hacer clic aquí y pegar en su buscador la dirección (URL) del producto de Amazon que quieres comprar (automáticamente te detectará el país).

Por ejemplo, si quieres comprarte algo tan caro como esto (en caso de que lo necesites de verdad eh!😜), copias dirección en la web que te he comentado y obtendrás la siguiente gráfica:Gráfica que muestra el histórico de ventas de un producto, de manera que se puede conseguir ahorrar dinero comprando en el mejor momento

El 339,01€ es el precio actual, 423,29€ el máximo y 327,28€ el mínimo.

En este caso puedes ver que, aunque no es el precio más bajo de todos los tiempos, está bastante bien.

>Por cierto, si quieres dar soporte a este blog, una de las mejores maneras es comprar en Amazon a través de mi enlace de Amazon. A ti no te costará más y a mi me darán una pequeña comisión que ayudará a mantener el blog 🙂.

Actualización: También existe una extensión de Chrome y Firefox llamada Keepa que hace algo similar (¡gracias Libros de inversión por tu aportación!)

 

Y como toque final, mi lema sobre el ahorro:

Reduce cualquier gasto que no tenga impacto en tu salud, calidad de vida o felicidad

 

Artículos relacionados:

 

Actualización: Finalmente no llegamos a los 15 comentarios y 15 retweets (nos quedamos en 13 comentarios y 7 retweets), por lo que de momento no voy a hacer la hoja de cálculo para controlar el presupuesto. Gracias de todos modos a todos los que colaborasteis y a ver si la próxima lo conseguimos! 😁💪🏻

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…

 

Me ayudarás mucho si compartes este artículo 🙂

33 comentarios en “Cómo ahorrar dinero: El método definitivo

  1. Hola! Gracias por el artículo está genial! Estoy comenzando a usar Money Pro, tengo dos preguntas. El pago de la versión Pro es único? Y segunda, si tengo que cambiar de teléfono los datos se pierden?

    Saludos!

    • Hola Rob!

      Hay varias modalidades de pago en Money Pro.

      Puedes pagar una vez para descargar la app preimium (la que no es “lite”) y luego hay pagos mensuales por si quieres compartir la app con otras personas o por si quieres conectar tu banco y así tener la información siempre actualizada.

      En mi caso prefiero no tener que pagar mensualmente, por lo que solo pagué por descargarme la app.

      En cuanto a cambiar de teléfono, puedes descargar copias de seguridad y restaurlas en el teléfono nuevo. Te recomiendo que lo hagas manualmente en Más>Copias de seguridad. También lo puedes sincronizar en iCloud (debes activarlo desde la app).

      Saludos y suerte con el ahorro! 🙂

  2. El artículo es muy bueno!!!, me gustaría añadir que tambien se puede ahorrar impuestos con una sociedad o cuenta bancaria offshore, habría que separar los límtes entre el fraude fiscal y la evitación de impuestos de forma legal

  3. También hay aplicaciones que te dan dinero por comprar, es decir, cashback. Aqui hablan de Aklamio, pero creo que hay 2 más:
    http://ganarconlared.com/index.php/2018/07/06/recibe-cashback-comprando-en-ebay-rakuten-y-miles-de-tiendas-aklamio

    Lo que no sé si se podrán usar varias a la vez, porque si Aklamio te devuelve el 1.5% de lo que gastes en ebay por ejemplo y Beruby te da otro tanto porciento…..al final sería un ahorror muy muy interesante no?
    Lo mejor es que al ser cashback te lo puedes gastar en otra tienda, y eso es una ventaja sobre los cupones regalos.
    Saludos

  4. Hola Hormiga
    Muy interesante tu artículo, compro en Amazon y no conocía camel camel,

    por supuesto que lo voy a utilizar y espero tu plantilla de gastos.

    Un saludo.

  5. Buen artículo Guillem!

    CamelCamelCamel es una de las webs más útiles que existen si usas Amazon. Ahora mismo no hay artículo que no revise en Camel antes de comprar.

    Otra web interesante para comprar en Amazon es SaveMoney.es. Aquí puedes buscar un artículo y te saldrá su precio (gastos de envío incluidos) desde otras webs de Amazon (Alemania, USA, Francia…). En ocasiones, el precio del mismo artículo varía bastante entre los diferentes países.

    Por cierto, creo que vas a ser uno de los recomendados de la semana en la newsletter 😉

    Un saludo!

    • Por cierto, se me olvidó decir que hay un punto del artículo en el que discrepo: El presupuesto 🙂

      Durante muchos años intenté fijar un presupuesto de las diferentes categorías de gasto hasta darme cuenta que era inútil. Al final, lo único que me sirvió realmente fue cambiar mi mentalidad y gastar únicamente en lo que realmente me proporciona satisfacción. En ocasiones es una cena fuera de casa por una ocasión especial. Otras, una escapada de fin de semana.

      Mi estrategia actual es pagarme a mi mismo primero y luego comprobar cada 1 o 2 semanas cuánto llevo gastado. En qué categoría en concreto ni me fijo.

      • Hola Alejandro!

        Muchas gracias por tu aportación, no conocía esta web, la voy a probar y añadir en el artículo 🙂

        En cuanto el tema del presupuesto, entiendo que dependerá de cada persona. Si a ti te funciona, pues genial! Lo importante aquí es poder ahorrar sin amargarse la existencia hehe En cualquier caso, tu estrategia me parece también buena!

        PD: Mil gracias por incluirme en tu newsletter, eres un crac! 😄

        Abrazo,

        Guillem

        • Está claro que no hay una estrategia única. Lo importante es tener un plan…y que funcione!!
          Siempre es mejor un plan regular que se lleve a cabo que el mejor plan sin poner en pràctica

    • Hola Alejandro

      He probado la web pero por ahora parece que no está disponible… una lástima! A ver si más adelante vuelve a estar operativa y nos sirve para ahorrar un poquito más.

      Saludos!

  6. Muy bueno!! Yo uso una aplicación muy buena y fácil de usar para controlar los gastos, se llama:
    Expense Manager de Markus Hintersteiner para Android

  7. Muchas gracias por el artículo y en general por dedicarle tiempo a éste blog, te aseguro que en mi caso me está siendo de gran utilidad y ha servido para darme el empujón que necesitaba para empezar a ahorrar e invertir.

    En mi caso, dado que no persigo alcanzar la libertad financiera, no voy al detalle con mis gastos ni persigo optimizarlos. De entrada no soy una persona especialmente derrochadora, pero tampoco quiero privarme de esos pequeños placeres que me aporta el salir a cenar fuera un par de veces a la semana o darme algún capricho de vez en cuando.

    Es por eso que tengo una estimación echa del gasto total mensual (redondeada al alza, por si a caso) y el resto de mi salario, como bien dices en el artículo, me lo retiro el primer día de mes para dedicarlo a inversión y dinero líquido (por lo que pueda pasar). De éste modo consigo ahorrar el 50% de mi salario, sin privarme de grandes cosas la verdad.

    Te animo a seguir abriéndonos el camino a personas como yo que no nos habíamos interesado por las finanzas personales antes y que no tenemos grandes conocimientos de inversión.

    Un saludo y gracias de nuevo!

    • Hola Alex,

      Conseguir un 50% de ahorro está muy bien! Si además lo haces sin mucho esfuerzo y dándote caprichitos como ir a comer fuera a menudo, está genial. Felicidades!

      Y gracias por tus ánimos! 🙂

      Saludos,

      Guillem

  8. Hola Hormiga!

    Muchas gracias por compartir este post. Me ha encantado lo del “chip de ahorrar activado”, porque en casa lo tenemos activado desde hace unos meses para ahorrar fuerte, y veo que no lo estamos haciendo tan mal ya que tenemos: control de gastos, priorizamos nuestros gastos, tenemos presupuesto anual.. y una hucha para tirar los céntimos que sobran y que te ayudan a ahorrar (en nuestro caso no usamos apps).

    No conocía la web que te indica los precios históricos de Amazon, es muy útil!! Muchas gracias por compartirla y felicidades por el blog!!

    • Hola Anna!

      Madre mía, ya veo que lo hacéis absolutamente todo! hehe Así seguro que podréis ahorrar mucho dinero 🙂

      A seguir así!

      Abrazo,

      Guillem

  9. A ver si llegamos a los 15 q estoy muy necesitada de esa hoja…..
    Intento apuntar todos los gastos, pero sobre el día 15,16 la cosa decae, esta vez lo estoy haciendo en serio, es día 20 y sigo

    • Mucho ánimo Asia con tu ahorro!! 💪🏻

      No es fácil pero si te habitúas a hacerlo ya verás que lo harás sin pensar al final.

      Saludos 🙂

  10. Excelente artículo Hormiga.

    Permíteme recomendarte a ti y a tu comunidad una excelente herramienta que a mi hace ahorrar mucho dinero. Es un rastreador de precios con histórico para Amazon, pero a diferencia de CamelCamelCamel, es una extensión para Chrome y creo que también para Firefox. Se llama Keepa.

    Al ser una extensión, cuando estás viendo un producto directamente se te carga el historial de precios, incluido de revendedores, segunda mano y ofertas Flash. De esta manera no tienes que estar copiando urls.

    Y es totalmente gratis.

    A mi me ha permitido ahorrar mucho dinero en mis compras.

    Un saludo a tod@s.

  11. Buenas,

    Interesante artículo Hormiga. A ver si llegamos a esos posts y se hace el Excel.

    En mi caso he empezado hace solamente unos meses a buscar la IF pero ya sigo algunas cosas que comentas en el artículo: me pago a mí mismo a principio de cada mes, invierto como un reloj en fondos indexados y desde Enero hago contabilidad doméstica para identificar los gastos e intentar reducirlos (lo hago en una cutre hoja pero bueno…). Aparte de todo eso, leo blogs como el tuyo y libros con los que aprender de inversiones, ahorro y demás.

    Lo de ahorrar no me supone ningún esfuerzo ya que lo llevo haciendo desde las pagas que recibía de crío. Es lo que me enseñaron mis padres. Les faltó la parte de inversión, jeje. Y en eso estoy.

    Un saludo.
    Miguelón.

    • Hola Miguelón!

      Ya veo que tienes el ahorro en las venas! hehe Eres un buen ejemplo de como la buena educación financiera a los hijos es fundamental para que luego sepan gestionar su dinero de forma inteligente; tus padres hicieron un buen trabajo!

      Como comento, finalmente no hemos llegado al objetivo para que cree la hoja de cálculo. Pero no te preocupes, más adelante lo voy a volver a proponer, así que estate atento 😉

      Saludos!

  12. Estupendo artículo!! Como bien dices el ahorro es la base de las finanzas personales.

    Yo llevo varios años apartando todos los meses una parte de mi sueldo para ahorro e inversión y no veas como ha mejorado mi economía domestica. Tal y como explicas en el artículo es muy importante que esto se haga el primer día de cobro (pagarte a ti primero) ya que de esta manera te obligas a vivir con el resto. Si además se hace mediante transferencias automáticas mucho mejor.

    No conocía la web que te permite ver el precio histórico de los productos de Amazon, parece muy interesante, le echare un vistazo.

    Un abrazo!!

    • Gracias Victor por tu comentario!

      Veo que tienes muy bien controladas tus finanzas personales: la parte de ahorro y la de inversión. Espero que sigas así para lograr la libertad financiera lo antes posible 🙂

      Nos leemos!

      Guillem

  13. Hola hormiga. Ya que pides 15 comentarios ahi va el mio.
    Nosotros no tenemos presupuesto familiar. Bastante tengo con controlar los gastos e ingresos de mi empresa como para controlar los de mi casa.
    Me agobia pensar en que por ejemplo tengo 100 o 200 para ocio y estamos a 20 y ya me he gastado 170 y en la próxima salida como me gaste 30, me salgo de presupuesto. O ahorrar en la factura de la luz bajando la potencia o intentar poner lo minimo la calefacción en invierno y el aire en verano.
    Pero si hago otras cosas.
    Lo primero. Los ingresos de mi hogar son muy superiores a los gastos, pero no hemos aumentado los gastos conforme han ido subiendo el sueldo. Así que el primero de cada mes SI pasamos el dinero a otra cuenta y dejamos en la de la casa el equivalente a lo que cobraba hace como diez años.
    La parte que mando a otra cuenta durante 7 años lo hemos dedicado a amortizar préstamos, y a día de hoy la letra es menos de la mitad. Luego del 2014 al 17 mitad amortizar y mitad a invertir. Y desde este año sólo a invertír.
    Con la otra parte que si podría ser el presupuesto familiar que tu nombras, lo dedicamos a todo. Hipoteca, seguros, comer, salir, el inglés de los niños, dinero a ong, etc…. Pero aquí es donde no puedo estar controlando e intentando rascar unos eurillos para dedicarlo a ahorrar. En más de 10 años muy pocas veces hemos gastado más de lo que teníamos previsto. Planificamos las vacaciones con mucho tiempo, pero no voy a quitar a los niños de patinar por ahorrar 30 euros, pero si puedo poner Bombillas bajo consumo.
    Mi coche tiene ya 19 años y aunque podría comprar el coche que quisiera no lo cambio.
    Pero si sale un vuelo barato por ejemplo a yo que sé, cualquier capital europea, lo cojo y planificamos unos días donde sea y no me importa gastarme X.
    Bueno. Un saludo y gracias.

    • Hola V9!

      Gracias por ser el primero en comentar 🙂 Lástima que al final no conseguimos los 15….

      Tal y como tú muy bien comentas, al final lo más importante es ahorrar, independientemente del método. Lo que tu haces me parece perfecto si te sirve y permite estar cómodo con tus finanzas. Me alegro que todo lo que ahorres ya pueda ir para invertir, este es un gran logro! Y el hecho de no subir el gasto a medida que aumenta el ingreso también!!

      Felicidades por la gestión de tus finanzas personales

      Saludos 🙂

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.