Ahorrar en la factura de la luz: 10 Consejos que funcionan

Es muy probable que puedas ahorrar mucho dinero en tu factura de la luz y no lo sepas. No te preocupes, aquí encontrarás diferentes trucos que funcionan para ahorrar una parte significativa de tu consumo energético. Algunos son muy fáciles de aplicar y otros son más complejos, pero todos te ayudarán a ahorrar electricidad en casa 💡

 

Ahorrar en la factura de la luz a través del contrato y la tarifa

⚡ Baja la potencia contratada

Seguramente la forma más sencilla de gastar menos en luz.

A grandes rasgos la factura de la electricidad se divide en:

  • Consumo eléctrico: Es lo que has consumido durante el periodo y varía en función de si gastas más o menos electricidad. Es un gasto variable en función de tu consumo.
  • Potencia: Es la potencia máxima que tienes contratada. Es decir, la cantidad máxima de electricidad que puedes consumir en un momento dado (un símil serían los megas de internet de velocidad en casa). Es un gasto fijo por día en función de la potencia contratada.

Ejemplo de una factura de electricidad de Endesa con sus dos grandes conceptos: consumo energético y potenciaEjemplo de una de mis facturas de luz con Endesa

Entonces, una forma de reducir tu factura eléctrica es contratar menos potencia de la que tienes actualmente para reducir la parte fija de tu gasto en luz.

Te podrás beneficiar de este truco en caso de que tengas contratada más potencia de la que realmente necesitas.

Para saberlo, la forma más exacta es mirarlo en tu contador digital. Aquí te dejo un vídeo que te explica cómo hacerlo (gracias Daniel C. por la información):

Si la potencia máxima es menor que la contratada, podrás bajarla y ahorrar en tu factura. 

Para solicitar la bajada de potencia desde la página web de tu compañía eléctrica o llamando a su teléfono de atención al cliente. Debes tener en cuenta que bajar la potencia tiene un coste de unos 10€, pero que recuperarás fácilmente.

Es muy importante que no se te vaya la mano bajando la potencia, ya que si es demasiado baja te saltarán los plomos constantemente y volver a subirla es mucho más caro (unos 40€), por lo que más vale ser prudente.

Para que te hagas una idea, con nuestra tarifa actual, bajar 1kW permite ahorrar unos 50€ al año. Nosotros teníamos más de 6 kW contratados y bajamos a 4.6 kW. Como nunca nos saltaron los plomos decidimos bajar hasta unos 3 kW. Es decir, desde el principio nos vamos a ahorrar unos 150€ al año, que no está mal.

Ten en cuenta que tenemos un piso muy pequeño y tanto el agua caliente como la calefacción funcionan con gas; puede que esta potencia no sea suficiente en tu caso. 

El esfuerzo es mínimo, por lo que por poco que sea el ahorro, vale la pena ponerlo en práctica.

 

🕐 Gasta menos por la noche y por la mañana: Discriminación horaria

Otra de las formas de ahorrar en la factura de la luz es adherirse a la discriminación horaria (lo que antes se conocía como tarifa nocturna).

La discriminación horaria consiste en pagar menos durante la noche/mañana y más durante el día. Existen dos modalidades de discriminación horaria en función de la potencia que tengas contratada:

2 periodos/tramos (para potencias de menos de 15 kWh)

  • Horario valle (precio menor): De 22 a 12h en invierno y de 23 a 13h en verano → 14 horas
  • Horario punta (precio mayor): De 12 a 22h en invierno y de 13 a 23h en verano → 10 horas

3 periodos/tramos (para potencias de más de 15kWh)

  • Horario valle (precio menor): De 1 a 7h → 6 horas
  • Horario llano (precio intermedio): De 23 a 1h y de 7 a 13h → 8 horas
  • Horario punta (precio mayor): De 13 a 23h → 10 horas 

El precio de cada tramo es, aproximadamente, un 50% más barato en el horario valle y un 20% más caro en el periodo punta. Por este motivo, si consigues concentrar un 30% o más de tu consumo en el horario valle, podrías ahorrar en tu factura de la luz.

Mi experiencia con la discriminación horaria ha sido muy positiva. En casa de mis padres la contratamos y permitió ahorrar un 30-40% en la factura, haciendo cosas como:

  • Poner un temporizador en el acumulador eléctrico de agua caliente de forma que solo funcionaba por la noche.
  • Encender el lavavajillas solo por la noche.
  • Cocinar, poner lavadoras y pasar la aspiradora principalmente por la mañana (hasta las 12h o 13h en función de la época del año).

De esta manera pudimos concentrar una gran parte del consumo de electricidad en el horario valle, momento en que la electricidad sale casi a mitad de precio.

Si en tu casa no suele haber nadie durante el día y crees que puedes concentrar el consumo (lavadoras, lavavajillas, cocina, etc.) en el horario valle es posible que salga a cuenta. Algunas compañías cobran unos 9€ por hacer el cambio de tarifa, aunque hay otras que lo hacen gratis.

Hay quienes incluso compran una batería de mucha capacidad, la recargan por la noche (cuando la electricidad es más barata) y la usan como fuente de electricidad durante el día. Aunque si te digo la verdad, no sé hasta qué punto sale a cuenta.

 

🏆 Si existe una compañía mejor, plantéate cambiar

Es bueno revisar de vez en cuando las diferentes ofertas que hay en el mercado para saber si nuestra compañía nos ofrece un precio competitivo. Tampoco se trata de cambiar de compañía si estás contento con la tuya y la diferencia respecto a la competencia es mínima, pero nunca está de más estar informado.

Curiosamente, a raíz de escribir este artículo hice un poco de investigación sobre nuestras tarifas actuales de luz y gas y me encontré con una grata sorpresa…

Actualmente tenemos contratada la luz y el gas con Endesa (nos hacían un pequeño descuento por tener ambos servicios) y me di cuenta de que la misma compañía había lanzado su nueva tarifa Endesa One donde la electricidad cuesta un 20% menos y la potencia y el gas un 5% menos aproximadamente (fue un sentimiento agridulce: había estado pagando de más pero a partir de entonces podría ahorrar). Por lo que nos cambiamos sin pensarlo dos veces.

Por cierto, si a día de hoy no eres cliente de Endesa y contratas Endesa One con este enlace de invitación te darán 20€ a ti y 20€ a mí por cada servicio que contrates (había la opción de quedarme yo con 40€ pero creo que es mejor compartirlos, ¿no?😜).

Antes de cambiar de contrato a Endesa One o cualquier otra compañía te recomiendo que eches un vistazo al comparador oficial de tarifas de energía de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Ahí encontrarás todas las compañías energéticas españolas y podrás estimar el coste anual de electricidad y gas con cada una de ellas.

 

🛠 Los servicios adicionales no siempre son necesarios

A menudo tenemos contratados servicios de mantenimiento que incluyen revisiones anuales y/o una mejor asistencia en caso de incidencias. Estos servicios pueden valer entre 50 y 100 € al año.

No digo que los canceles sin más, pero es bueno ser consciente de lo que se está pagando para saber exactamente qué incluye y valorar si vale la pena o no.

Nosotros cancelamos los dos servicios extras que teníamos contratados (para luz y gas) ya que calculamos que nos salía más a cuenta pagar puntualmente a un técnico para hacer las revisiones pertinentes.

Al final todo suma y, al ser un gasto recurrente, es importante que lo mantengamos a ralla.

 

☀ El futuro es renovable

Apostar por energías verdes o renovables no solo contribuye al medio ambiente sino que puede suponer un gran ahorro en electricidad. Si bien es cierto que la mayoría de nosotros no nos planteamos instalar un sistema de energía renovable en casa, creo que no está de más saber un poco sobre el tema.

Además, creo que es algo de cierta relevancia en el momento de elegir un piso o casa donde vivir, ya que el hecho de disponer de este tipo de sistemas podría reducir considerablemente el coste de las facturas de luz y gas.

Actualmente existen varios tipos de sistemas de energía renovable que se pueden instalar en una vivienda:

  • Energía solar térmica: Utiliza la luz del sol para calentar el agua y así evitar tener que utilizar electricidad o gas para el mismo fin.
  • Energía solar eléctrica: Utiliza la luz del sol para obtener energía eléctrica. Esta energía puede ir directamente a la corriente (sistema más barato) o almacenarse en baterías para su posterior uso (sistema más caro).
  • Energía eólica: Usa el viento para obtener electricidad.
  • Energía geotérmica: Usa la temperatura de las capas más profundas de la tierra para la climatización de la vivienda. Por lo visto no es un sistema caro de habilitar cuando se está construyendo la vivienda pero sí para viviendas ya construidas (requiere cavar un agujero muy profundo en la tierra). 

Paneles solares: ejemplo de energía renovable que permite ahorrar en la factura eléctrica

La verdad es que no tengo demasiados conocimientos en esta materia, aunque mi actual piso tiene placas solares térmicas que nos ayudan a reducir el consumo de gas (sobre todo en verano cuando hace más sol). Algún día me gustaría ser autosuficiente y que mi casa tenga un consumo 100% renovable.

Si quieres saber más sobre el tema, al final del artículo dejaré unos enlaces que te pueden interesar.

Se me acaba de ocurrir que una combinación de la tarifa de discrimiación horaria (más barato por la noche) junto con la instalación de paneles solares conectados a la corriente (sin batería) que den energía durante el día sería una opción interesante y más asequible para utilizar energías renovables y ahorrar mucho dinero en la factura de la luz 🤔

 

Ahorrar en electricidad reduciendo el consumo

❄ Ten cuidado con el frigorífico y el congelador

El frigorífico y el congelador son los electrodomésticos que más consumen en las viviendas, y su eficiencia energética tiene un impacto muy elevado en la factura de la luz.

Hay varias formas de ahorrar con la nevera y el congelador que seguramente hayas oído alguna vez:

  • Piensa qué quieres coger antes de abrir la nevera (esto debería aplicármelo a mí mismo…)
  • No pongas alimentos calientes en la nevera, espera a que se enfríen. A parte de gastar menos, esto permite cuidar más de su motor.
  • Procura que no haya hielo en el congelador (parece mentira pero un congelador helado gasta mucho más).
  • Ajusta la temperatura a 4 o 5ºC para la nevera y a -15ºC para el congelador.
  • Procura que estos electrodomésticos no estén muy pegados a la pared y, si puedes, no los coloques cerca de otros aparatos que emitan calor como el horno o la secadora.


Así es como no se debería tener el congelador

A parte de todos estos consejos, creo que lo que tiene más impacto en la factura de la luz es la elección del propio electrodoméstico.

Para tomar una buena decisión en la compra es imprescindible hacer un cálculo simple para saber cuál tiene mejor relación precio-eficiencia. No es complicado, se trata de saber lo que te va a costar cada aparato a largo plazo (por ejemplo 10 años) sumando su precio inicial y el coste de su consumo eléctrico (en la ficha técnica debe estar indicado su consumo anual).

Hay que vigilar porqué el precio sube de forma exponencial a medida que el aparato tiene una mejor clasificación energética, por lo que no siempre es mejor comprar el más eficiente.

Te pongo un ejemplo del cálculo:

En la siguiente tabla he seleccionado dos modelos similares (neveras “combi” de unos 360 litros) que tienen una diferente clasificación energética con la consiguiente diferencia en precio.

Para hacer el cálculo necesitamos saber su precio y su consumo eléctrico anual (disponible en su ficha técnica). A partir de ahí se puede estimar el consumo a lo largo de, por ejemplo, 10 años y sumarlo a su precio inicial para obtener el coste real:

FrigoríficoPrecioConsumo anualCoste anual electricidad*Coste 10 años
Bosch A+++1.050 €182 kWh33,03 €1.050 + 33,03 x 10= 1.380,30€
SVAN A++530 €274 kWh49,73 €530 + 49,73 x 10 = 1.027, 30€

(*) Asumiendo que el coste de electricidad se mantiene a lo largo del tiempo en 0,15€/kWh + 21% IVA = 0,1815€/kWh

En este ejemplo, la nevera más eficiente no sería la mejor elección ya que su menor consumo no compensaría su mayor precio. Cada caso será diferente, y también habrá otros aspectos a tener en cuenta, pero creo que este ejercicio te dará información útil para tomar una buena decisión

Por otra parte, en caso de que tengas una nevera o congelador muy viejos, es posible que te salga rentable cambiártelos. Para saberlo, tan solo debes hacer el mismo ejercicio y ver cuántos años tardarías en recuperar la inversión (el precio inicial de tu nevera sería de 0€). En caso de que no sepas cuánto consume al año puedes comprarte un medidor barato como este, cuantificar el consumo durante unos días y hacer la estimación anual (consumo/días analizados x 365).

Hace unos años hice este ejercicio con un congelador muy viejo (más de 15 años) de la casa de mis padres y el resultado fue que, comprando uno nuevo, en 2 años podían recuperar la inversión por el ahorro en la factura de la luz. Desgraciadamente al final no me hicieron caso y aún sigue ahí… 😅

 

💡 Misma luz a menor coste

Como imagino que sabrás, las bombillas son otro elemento con impacto en la factura de la electricidad que, si controlamos, nos ayudará a ahorrar.

Este es el tipo de bombilla en función de su nivel de gasto eléctrico:

👺 Incandescente/Halógena < De bajo consumo < LED 👼

Yo te recomiendo que si se te ha fundido una bombilla la compres directamente tipo LED, ya que son las que menos gastan y más tiempo duran. Aunque son algo más caras, hoy en día puedes encontrarlas a precios muy asequibles.

Ejemplo de bombilla que consume mucha energía y no permite ahorrarBonita foto… lástima que su consumo cueste un ojo de la cara

Por otra parte, si tienes bombillas que no sean LED y te estás planteando si vale la pena cambiarlas antes de que se fundan, te muestro mi recomendación en la siguiente tabla por si te puede orientar. Cuantas más horas de uso de luz, más rápido recuperarás la inversión y más recomendable será cambiar:

Tipo de bombilla/uso>6 h/día2 – 6h/día<2h/díaMuy esporádicamente
Incandescente/ 

Halógena

Muy recomendable cambiarMuy recomendable cambiarRecomendable cambiarNo haría falta cambiar
Bajo consumoRecomendable cambiarNo haría falta cambiarNo haría falta cambiarNo haría falta cambiar

 

En nuestro caso decidimos sustituir todos los halógenos de casa y nos compramos estos LED que estaban bien de precio. Si quieres hacer el cálculo exacto del ahorro que te supondría cambiar a bombillas LED puedes acceder a la siguiente calculadora.

Por cierto, a la hora de elegir las bombillas, ten en cuenta su calidez de luz, indicada con la letra K de Kelvin. Aunque es algo muy personal, se recomiendan tonos más cálidos (3.000 K) para el salón y las habitaciones y tonos más blancos (4.000 – 4.500 K) para el baño o la cocina.

 

🖥 Stand by: El consumidor silencioso de electricidad

La mayoría de aparatos, cuando no los utilizamos entran en modo de reposo o stand by y siguen consumiendo energía.

Aunque este consumo no parece muy alto, al tener muchos aparatos durante varias horas al día en stand by, este consumo residual puede acabar suponiendo un incremento relevante en la factura de la luz.

En esta calculadora de la OCU puedes estimar cuánto te están costando todos estos aparatos eléctricos. Podrás comprobar que la factura sube fácilmente de los 50€ al año solamente con el consumo de stand by (es decir, por estar “apagados”).

Para evitar o reducir al máximo el gasto del stand by puedes usar algunos de los siguientes métodos:

  • Apagado manual: Tan simple como apagar lo que no usamos (¡apaga con el botón, no con el mano a distancia!). Esto es más fácil de poner en práctica en aparatos como la cafetera, el televisor o la pantalla del ordenador. Puedes ayudarte de una regleta como esta que permite apagar varios aparatos con un solo interruptor.
  • Apagado programado: Se trata de tener un enchufe programado con el horario de encendido y apagado. Es útil para aparatos como un router, un acumulador eléctrico de agua o los radiadores. En mi caso prefiero utilizar los digitales antes que los analógicos, ya estos no hacen ruido y ofrecen más opciones de configuración (si la diferencia de precio es razonable, claro).
  • Asesino de stand by: El stand by killer es un aparato muy interesante que descubrí cuando estaba en modo ahorro total de electricidad. Es similar a la regleta con botón pero con la peculiaridad de que él mismo corta la electricidad cuando detecta que un aparato se apaga y entra en modo stand by. De esta manera, solo tienes que preocuparte de apretar el botón cuando quieres usar el aparato (en casa de mis padres lo conecté a la regleta de la televisión, TDT, aparato de música, etc.).

 

🔥 No te pases con la calefacción y el aire acondicionado

Lo habrás oído mil veces, pero yo te lo vuelvo a repetir.

La calefacción y el aire acondicionado son grandes consumidores de energía y dinero. Dicen que cada grado que aumentas en el termostato de la calefacción supone un incremento del 7% en la factura de la luz. No sé si esto es cierto pero, en cualquier caso, úsalos con cabeza.

Las temperaturas que suelen recomendar son las siguientes:

  • En invierno la calefacción debería estar entre 19 – 21ºC de día (nosotros la ponemos a 18 – 19ºC y no pasamos frío) y entre 15 – 17ºC de noche (dentro de la cama no deberías tener frío con estas temperaturas).
  • En verano el aire acondicionado debería estar a 24 – 25ºC

La calefacción y el aire acondicionado son dos elementos con impacto muy positivo en nuestro bienestar y calidad de vida pero es importante no abusar de ellos. Para mí es normal estar en casa con jersey en invierno y con manga y pantalones cortos en verano para aproximarme al máximo a la temperatura de confort sin necesidad de usar aparatos que consumen energía.

 

👕 El agua fría también lava la ropa

El último será rápido.

Muchas veces tenemos la tendencia de poner la lavadora a 30 o 40ºC por defecto para asegurarnos de que limpie toda la suciedad.

El tema está en que no es necesario lavar con agua caliente si te aseguras de quitar las manchas más difíciles antes de poner la lavadora (por ejemplo con jabón lavavajillas).

Con el programa de agua fría o rápido podrás ahorrar electricidad y tu ropa seguirá estando limpia.

Nota: Supongo que si tienes hijos la ropa tiene tantas manchas que poner una lavadora de agua caliente puede salir a cuenta.

¡¿A dónde está yendo el blog?! Empecé hablando sobre inversiones y he acabado explicando cómo pongo las lavadoras… ¡Que conste que sigo siendo el mismo!

 


Y hasta aquí mis consejos para ahorrar energía y disminuir la factura de la luz. Si te ha gustado te recomiendo este artículo lleno de trucos de ahorro. Y si tienes alguna duda o quieres hacer alguna aportación, estaré encantado de leerte en los comentarios 🙂

¡Que viva el ahorro!


Artículos relacionados:

 

Fuentes:

Instituto para la Diversificación y ahorro de la Energía
Milar – Consumo frigorífico en una vivienda
Wikipedia – Energía renovable
Clickrenovables – ¿Qué ahorro puedo obtener con una sencilla instalación de placas solares térmicas?
Viesgo Solar – Simulador de instalación de paneles solares
El Confidencial – ¿Merece la pena el autoconsumo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…

 

Me ayudarás mucho si compartes este artículo 🙂

2 comentarios en “Ahorrar en la factura de la luz: 10 Consejos que funcionan”

Nota: Leo y respondo a todos los comentarios, aunque puedo tardar varios días en hacerlo. 
  1. Hola amigos,

    Me ha parecido un artículo súper-completo e interesante de un tema tan de moda por desgracia como es el de la factura eléctrica.
    Quien siga al dedillo todos los consejos que dais, debería de disminuir considerablemente el gasto en este concepto.
    De todos modos, soy un firme defensor de las energías renovables y me encanta que lo hayáis mencionado, aunque sólo sea de paso.

    Un abrazo.

    • Hola Alexis,

      Muchas gracias por tu comentario 🙂

      Estoy totalmente de acuerdo con el tema de las energías renovables. Por desgracia es difícil acceder a ellas si no se tiene una vivienda en propiedad o si no están ya instaladas en caso de estar de alquiler.

      Saludos!

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.