Memento Mori o por qué es importante recordar que morirás

Nuestro día a día nos dificulta parar y reflexionar. Y por eso he escrito este artículo. Me gustaría que dedicaras unos minutos de tu vida a una de las ideas que considero más importantes: Memento mori. 

 

¿Qué es Memento Mori?

Memento mori es una expresión latina que se traduce como “Recuerda que morirás” y es uno de los conceptos principales del estoicismo.

Los estoicos (entre otros filósofos) intentaban que este pensamiento siempre estuviera presente en nuestras mentes. Querían que constantemente pensáramos en nuestra sentencia final. En nuestra muerte.

A priori puede parecer un poco deprimente pensar que moriremos algún día y seguro que hay quienes prefieren hacer justo lo contrario, pero todo depende del ángulo desde el que lo mires. Lo cierto es que tener la muerte más presente puede tener efectos muy positivos en nuestra vida y eso es precisamente lo que voy a explicar en este artículo.

A todos nos ha pasado. En algún momento nos hemos encontrado con la muerte de un conocido, de un amigo o de un familiar. Son momentos muy difíciles, pero que, en muchos casos, nos hacen reflexionar. Reflexionar sobre lo frágil que es la vida y la suerte que tenemos de estar aquí.

Memento mori es tener ese nivel de conciencia sin todo el sufrimiento que conlleva perder a un ser querido. Es una idea que nos impulsa a tener ganas de vivir, a hacer aquello que nos llena y a dejar de perder el tiempo en cosas triviales.

“Perdemos el día esperando la noche, y la noche temiendo al amanecer” ― Seneca

 

Tener urgencia para vivir

Muchas veces nos cuesta vivir en el presente. Pasamos gran parte de nuestra vida lamentándonos por el pasado o planeando el futuro, y esto puede provocar que pasen los años en vano.

Además, la vorágine del día a día hace difícil pensar si lo que estamos haciendo es lo que realmente nos llena.

Tener presente a la muerte puede ayudarnos a evitar situaciones tan habituales como tener un trabajo que no nos aporta nada o hacer cosas que no nos apetecen por el simple hecho de complacer a los demás.

La vida es demasiado corta para malgastarla.

Memento mori nos ayuda a vivir en el presente y a aprovechar realmente nuestro tiempo. A no dejar pasar los días como si fuéramos a vivir eternamente y a no posponer lo que para nosotros es importante para un futuro que no sabemos si llegará.

 

Relativizar problemas y preocupaciones

Estamos enfadados durante días porqué hemos discutido con un compañero de trabajo. Nos vamos a casa con rabia y frustración porqué nuestro jefe nos ha tratado injustamente. Nos hemos peleado con nuestra pareja y nuestro orgullo nos impide arreglar las cosas. Hace años que no hablamos con un amigo o familiar porqué nos ofendió en el pasado y aún sentimos rencor. Vemos las noticias y nos ponemos de mal humor durante todo el día por la indignación con los políticos o la sociedad actual.

Problemas y preocupaciones triviales que roban nuestro tiempo y amargan nuestra vida.

¿Vale la pena dejar que nos consuman?

Probablemente no, pero en esos momentos es difícil dar un paso atrás y analizar si tiene sentido nuestra reacción.

Pensar en la muerte y en que nuestro fin puede estar cerca nos da perspectiva y nos ayuda a valorar la importancia real que tienen las cosas en el conjunto de nuestra vida. Este tipo de preocupaciones pasan a un segundo plano y dejan de afectarnos como antes.

 

Valorar lo realmente importante

¿Qué es lo más importante para ti?

Familia, amigos, salud, ________, ________, ________

¿Y cuánto tiempo le dedicas?

Muchas veces perdemos el foco. Y esto acaba provocando que exista una incoherencia entre el tiempo que dedicamos a ciertas cosas y su importancia en nuestras vidas.

Es normal. Tenemos muchos estímulos externos que nos pueden confundir.

En este sentido, pensar en nuestra muerte nos puede ayudar a identificar lo que es realmente importante para nosotros y a dar más prioridad a lo que nos hace felices.

 

Ver la vida como un regalo

Mi madre me cuenta que, a veces, mi tío abría una botella de cava con mi tía con motivo de celebración. Quería celebrar que estaban vivos.

¿Y por qué lo hacía?

Mi tío era el responsable de urgencias en un Hospital y se encontraba con la muerte a menudo. Esto hacía que fuera consciente de lo fugaz que es la vida.

Para mí, eso es Memento mori.

No hace falta encontrarte con la muerte día a día sino, simplemente, tener presente que la vida tiene un final y este puede estar cerca. Ser consciente de que la vida es un regalo que debemos aprovechar.

Podrías dejar de vivir ahora mismo. Deja que esto determine lo que hagas, digas y pienses. ― Marcus Aurelius


Memento mori y la independencia financiera

Puede que te preguntes cómo encaja la idea de ahorrar e invertir para el futuro con vivir en el presente.

Los conceptos de Memento mori e independencia financiera no tienen porqué estar reñidos, siempre y cuando haya un equilibrio.

Las personas que queremos alcanzar la independencia financiera anhelamos tener más libertad. Nuestra realidad no es idílica y queremos trabajar para tener un futuro mejor. Un futuro donde seamos los dueños de nuestro tiempo.

En esta situación es fácil dejar escapar el día a día esperando el mañana. Y precisamente por eso es tan importante Memento mori. Para recordar que nuestros planes no tienen porqué cumplirse y no obsesionarnos demasiado con el futuro. La vida es hoy y no podemos esperar a alcanzar la independencia financiera o cualquier otro objetivo para vivirla.

Para mí, una de las claves para encontrar ese equilibrio es responder a esta pregunta:

Si fueras a morir mañana, ¿te arrepentirías de cómo has vivido?

En mi caso, no me arrepentiría. Aunque tampoco te quiero engañar, a veces también tengo dudas y dificultades para saber dónde está el límite entre vivir el presente y construir el futuro. Memento mori es una idea que me ayuda a encontrar el equilibrio y me recuerda que no debo sacrificar el presente por un futuro que no sé si llegará.


Recordar Memento Mori

Dejando a un lado la parte más conceptual y filosófica, la idea de todo esto es poder aplicarlo en nuestras vidas.

No es fácil tener presente a la muerte. Pasa como con otras cosas, al principio estamos muy “concienciados” pero con el tiempo lo vamos olvidando.

Es por esto que a continuación te explico algunas estrategias prácticas para tener presente esta poderosa idea.

#1 Escribirlo en algún sitio

Una de las formas de recordarlo es tenerlo escrito en algún lugar visible. Aunque puede pasar más desapercibido con el paso del tiempo, es algo que te puede ayudar.

Nosotros optamos por escribirlo con imanes en la nevera.

Imagen de unos imanes forman las palabras Memento mori

 

#2 Llevarlo siempre encima

Otra forma de tener presente Memento mori es llevar encima algún objeto que te recuerde esta idea.

Esto es lo que se le ocurrió a Ryan Holiday, uno de los autores modernos que hace divulgación sobre el estoicismo.

En su tienda vende una moneda con una adaptación de un cuadro de Philippe de Champaigne que representa la belleza efímera (simbolizada por un tulipán), el paso del tiempo (simbolizada por un reloj de arena) y la muerte (simbolizada por una calavera).

Moneda de memento mori para llevar siempre encima

Fuente: Tienda de Daily Stoic

#3 En la piel

Por último, hay quienes deciden escribirlo de forma permanente en la piel.

Tatuarse Memento mori es una forma de no olvidarlo nunca. La verdad es que no es para nada mi estilo, aunque quizá pueda ser útil para algunas personas.

Tatuaje de memento mori

Fuente: Netluxury


Libros recomendados sobre estoicismo

Finalmente, si te interesa saber más sobre el concepto de Memento mori y sobre el estoicismo quizá quieras echarle un vistazo a alguno de los siguientes libros. Aún no los he leído todos, pero espero hacerlo algún día.

Clásicos

Modernos

 

Otras fuentes externas:
Wikipedia
Daily stoic

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellasCargando...

¿Te ha gustado el artículo? Entonces te encantarán mis emails

Suscríbete a la lista de correo para acceder a todas las novedades, contenido exclusivo y formar parte de la comunidad de hormigas capitalistas 😄






Acepto la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos:
Responsable: Guillem Roig Collell Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico. Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través de la web lahormigacapitalista.com.


Información básica sobre protección de datos:
Responsable: Guillem Roig Collell (La Hormiga Capitalista)
Finalidad:  Moderar y responder comentarios de usuarios.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través de la web de lahormigacapitalista.com.