fbpx

Impuestos y optimización fiscal con fondos de inversión

Hasta ahora, la única forma de ahorrar impuestos de forma legal que había comentado en el blog era la inversión en planes de pensiones indexados. Hoy, voy un paso más allá y me sumerjo en la fiscalidad de los fondos de inversión para contarte cómo optimizarla.

He redactado el artículo de la forma más llana posible, aunque es probable que siga siendo un poco técnico. Si tienes cualquier pregunta, ya sabes que puedes dejar un comentario.

La estructura del post es la siguiente:

  1. En la primera parte te explicaré en detalle la teoría fiscal de los fondos de inversión con varios ejemplos para que se entienda mejor.
  2. En la segunda parte, te mostraré estrategias de optimización que podrás poner en práctica.

❗️Advertencia: Antes de continuar quiero recalcar que no soy experto fiscalista. Lee el artículo con cautela y, en caso de necesitarlo, ponte en contacto con un profesional cualificado.

¿Cómo funcionan los impuestos de los fondos de inversión?

Antes de entender cómo puedes optimizar la tributación de los fondos de inversión deberás tener claro los siguientes conceptos sobre fiscalidad:

1. Clasificación de los impuestos

En la Base Imponible del Ahorro (la «categoría» que utiliza Hacienda para los impuestos de inversiones), existen dos «subcategorías» que deberemos diferenciar:

  • Ganancias y pérdidas patrimoniales: Hacen referencia a la transmisión de acciones de bolsa, participaciones de fondos de inversión y ETFs. En otras palabras, se obtienen de la diferencia entre comprar y vender un activo bursátil.
  • Rendimientos de capital mobiliario: Incluyen los dividendos de acciones o fondos, intereses de depósitos, cuentas remuneradas, títulos de Renta Fija, intereses crowdlending, entre otros. Es decir, los rendimientos que generan los activos de inversión por el hecho de tenerlos.

De forma resumida, lo que hace Hacienda cuando hay ganancias en ambas subcategorías es sumarlas y calcular los impuestos que tenemos que pagar de acuerdo con los siguientes tramos de la Base Imponible del Ahorro:

Hasta 6.000€19%
De 6.000 a 50.000€21%
Más de 50.000€23%

Nota: En País Vasco y Navarra se rigen por tramos y porcentajes ligeramente distintos.

Llegados a este punto es posible que te preguntes: si Hacienda lo acaba sumando, ¿por qué vale la pena entender la diferencia?

Como veremos en el siguiente concepto, su diferencia será importante cuando una de las subcategorías presente resultados negativos.

➡️ Resumen: Aunque muchas veces ponemos en el mismo saco lo que obtenemos de nuestras inversiones, Hacienda diferencia dos subcategorías dentro de la Base Imponible del Ahorro : 1) Ganancias y pérdidas patrimoniales (ej. venta fondos de inversión) y 2) Rendimientos de Capital Mobiliario (ej. cuenta remunerada). Esta diferencia será importante en el momento de compensar pérdidas.

2. Compensación de pérdidas

En el apartado anterior hemos dicho que para calcular los impuestos que tenemos que pagar, Hacienda suma las ganancias de los rendimientos de capital mobiliario y las ganancias patrimoniales. Ahora entraremos en más detalle y veremos qué ocurre cuando existen pérdidas.

1) Ganancias y pérdidas dentro de la misma subcategoría

Cuando hay ganancias y pérdidas en una misma subcategoría, estas se compensan entre sí.

Por ejemplo:

En el mismo año vendemos dos fondos de inversión:

· Del fondo A hemos obtenido una plusvalía de
+3.000€
· Del fondo B, una minusvalía de
-500€

El resultado de esta subcategoría será la suma de los dos, es decir, +2.500€. Lo mismo aplicaría para los rendimientos de capital mobiliario dentro de su misma subcategoría.

2) Ganancias y pérdidas en diferentes subcategorías

¿Y qué pasa si en una subcategoría tenemos pérdidas y en la otra ganancias?

Pues gracias a la reforma fiscal de 2015 podemos compensar las pérdidas patrimoniales con los rendimientos de capital mobiliario, y viceversa. Ahora bien, con un límite.

Hacienda permite compensar hasta un 25% de las ganancias de una subcategoría con las pérdidas de la otra. Si después de aplicar esta regla seguimos teniendo pérdidas, estas se podrán compensar los 4 años siguientes.

Veamos un ejemplo para entenderlo mejor:

Al terminar el año tenemos la siguiente situación:

· Hemos
vendido varios fondos de inversión que en total acumulan unas pérdidas de -1.000€ (pérdida patrimonial)

· Por otra parte, hemos recibido
intereses de varias cuentas remuneradas y depósitos que suman +400€ (rendimiento de capital mobiliario)

De acuerdo con la ley, podremos compensar las pérdidas patrimoniales (fondos) con un 25% de los rendimientos de capital mobiliario (intereses). Así pues, quedaría de la siguiente manera:

· De los +400€, podremos compensar un 25% (es decir, 100€) con las pérdidas obtenidas con los fondos, así que solo tendríamos que pagar impuestos por
+300€.

· De los -1.000€ hemos «utilizado» -100€ para compensar parte de los intereses de los depósitos por lo que nos quedan
-900€ para compensar en los próximos 4 años.

Como veremos más adelante, la mayoría de las estrategias de optimización fiscal se basan en jugar con las pérdidas y las ganancias de nuestras inversiones.

➡️ Resumen: Tanto las ganancias/pérdidas patrimoniales como los rendimientos de capital mobiliario se compensan por completo dentro de su misma subcategoría. En caso de querer compensar rendimiento negativo de una subcategoría con rendimiento positivo de la otra, tendremos un límite del 25% sobre los rendimientos positivos. Si aún así seguimos teniendo rendimientos negativos pendientes, estas se podrán compensar en los 4 ejercicios siguientes siguiendo el mismo esquema.

3. Traspasos sin tributar

Seguimos con más conceptos de la fiscalidad de los fondos de inversión, y esta vez toca uno más facilito (así la mente se puede tomar un respiro 😉).

Se trata de los traspasos de fondos de inversión sin tributar, lo que también se conoce como diferimiento fiscal.

Una de las características más interesantes de los fondos de inversión es la posibilidad de traspasarlos sin tener que pagar impuestos por las ganancias. Solo se pagarán impuestos en el momento en que retiremos el capital, es decir, cuando lo tengamos líquido en nuestra cuenta.

Esto es muy potente ya que permite hacer cambios en la cartera sin tener que pagar ni un euro en concepto de impuestos (y hacer algunos malabares como veremos más adelante).

Esta característica no la tienen las acciones ni los ETFs, que deberán pagar impuestos por ganancias cada vez que se vendan, aunque después ese mismo capital se utilice para comprar otra acción o ETF.

➡️ Resumen: En España, los fondos de inversión permiten ser traspasados a otros fondos sin tributar por las ganancias. Solo tendremos que pagar impuestos una vez vendamos las participaciones y tengamos el capital en nuestra cuenta.

4. FIFO: First in, First out

Vamos con el cuarto concepto de fiscalidad. Es el momento de hablar del criterio FIFO.

Las siglas FIFO hacen referencia a First in, First out, que se podrían traducir como «el primero que entra es el primero que sale«. Se trata de una característica clave para entender la fiscalidad de los fondos de inversión.

Su aplicación es la siguiente:

En el momento de vender o traspasar las participaciones de un fondo de inversión (o acción/ETF), Hacienda entiende que las participaciones se mueven por orden de entrada. En otras palabras, si retiramos hoy una participación de un fondo de inversión, esta corresponderá a la primera que adquirimos.

Veamos un ejemplo:

Hacemos varias suscripciones a un fondo indexado:

·
Enero: compramos 1 participación por valor de 100€
·
Febrero: compramos 1 participación por valor de 95€
·
Marzo: compramos 1 participación por valor de 105€

Más adelante, en el mes de junio, el valor del fondo vuelve a estar en 100€, de forma que cada participación tiene el siguiente rendimiento:

·
Enero: 1 part. con 0% de rentabilidad (está al mismo precio que la compramos)
·
Febrero: 1 part. con -5% de rentabilidad (-5€)
·
Marzo: 1 part. con +5% de rentabilidad (+5€)
Total: 3 participaciones con 0% de rentabilidad media

En el momento de vender o traspasar parcialmente este fondo, se seguirá el mismo orden que el de compra. Esto implica lo siguiente:

a) Si solo vendemos 1 participación esta será la de enero ya que es la primera que compramos. En este caso no pagaríamos impuestos al tener un rendimiento de 0.

b) Si vendemos 2 participaciones, sería la de enero y la de febrero, con lo que tendremos que pagar impuestos sobre las ganancias de la segunda participación.

c) Si vendemos 3 participaciones venderemos las 3 de forma que no pagaremos impuestos al tener un rendimiento total de 0.

Y si en lugar de vender, traspasamos estas participaciones pasaría exactamente lo mismo: las pérdidas y ganancias se acumularían en el mismo orden en el fondo de destino.

➡️ Resumen: En el momento de vender o traspasar nuestros fondos de inversión, se tendrá en cuenta el orden de adquisición de las participaciones (igual que pasa con acciones y ETFs). De esta forma, si vendemos o traspasamos una participación esta será la primera que compramos y se tendrá en cuenta su rentabilidad acumulada de forma individual.

5. Normativa fiscal de anti aplicación

Llegamos al último concepto clave para entender los impuestos de nuestros fondos de inversión: las normas de anti aplicación.

Las normas de anti aplicación impiden que vendamos un activo y automáticamente lo volvamos a comprar por el mero hecho de aflorar pérdidas.

En otras palabras, si las normas de anti aplicación no existiesen, podríamos vender un fondo que estuviera en pérdidas y volverlo a comprar al instante. De esta forma, estaríamos aflorando pérdidas y aún así seguiríamos teniendo el mismo fondo en la cartera, algo que Hacienda impide a toda costa.

Lo que nos dice la Ley 35/2006 es que en el caso de los fondos de inversión (también ETFs y acciones cotizadas en mercados oficiales de la UE), no podremos aflorar las pérdidas si adquirimos el mismo fondo los dos meses anteriores o posteriores a su venta*.

Es decir, si vendemos participaciones con pérdidas, no podremos computarlas si los dos meses anteriores hemos comprado el mismo activo ni tampoco si lo volvemos a comprar dos meses después.

Aquí tienes un esquema que te puede ayudar a entenderlo mejor:

Descripción de las normas de anti aplicación para fondos de inversión

En caso de incumplir esta norma, no está todo perdido. Deberemos informar a Hacienda de la existencia de la pérdida pero indicar que esta no es aplicable (de ahí el nombre de «no aplicación»). En tal caso, podremos aflorar las pérdidas cuando vendamos finalmente las participaciones que hayamos adquirido dos meses antes o después de la venta.

Dicho de otra manera, en el momento en que vendamos TODAS las participaciones de un mismo fondo podemos aflorar las pérdidas (si las hay) aunque antes hayamos incumplido la norma de anti aplicación.

Vamos a ver varios ejemplos para que el concepto quede más claro:

· El 1 de enero de 2019 invertimos en el fondo Amundi Index Msci World.
· El 1 de junio, seis meses después de invertir, necesitamos el dinero para las vacaciones y decidimos venderlo todo aunque esté en pérdidas.
· El 1 de julio, un mes después de venderlo con pérdidas, lo volvemos a comprar ya que nos ha entrado la paga doble y queremos reconstruir nuestra cartera.

En este caso,
no podremos aflorar las pérdidas ya que solo ha pasado un mes desde la venta hasta que volvimos a comprar participaciones del mismo fondo. Cuando hagamos la declaración de la renta deberemos indicar que ha existido una pérdida pero que no es de aplicación.

📌 Nota: Si en lugar de haber adquirido el mismo fondo hubiésemos comprado, por ejemplo, Vanguard Global Stock Index Fund (muy similar, pero no idéntico), sí que hubiésemos podido aflorar la pérdida. Por otra parte, no entro a juzgar si vender las participaciones para pagar las vacaciones es una buena decisión.

➡️ Resumen: Para evitar que podamos vender un fondo con pérdidas y volverlo a comprar al momento, Hacienda implantó normas de anti aplicación. En el caso de los fondos de inversión, para aflorar pérdidas no podremos haber comprado participaciones del mismo fondo 2 meses antes de la venta, ni tampoco 2 meses después.

*Nota adicional: Para activos cotizados en mercados secundarios no oficiales el periodo de anti aplicación será de 1 año, y no 2 meses como explico en el artículo.

ESTRATEGIAS de optimización fiscal

Después de la teoría ha llegado el momento que muchos esperáis: aprender a optimizar los impuestos en los fondos de inversión. Pero antes de entrar en materia, quiero dejar claros tres puntos:

  • Cuando hablamos de optimización fiscal en fondos en ningún caso pretendemos evadir impuestos sino aflorar pérdidas en el momento óptimo de acuerdo con nuestra planificación fiscal.
  • Aunque es poco conocida, la optimización fiscal es una práctica extendida en la banca privada para grandes patrimonios (y ahora también lo incluyen algunos robo advisors, como Indexa o inbestMe).
  • Vuelvo a recalcar que no soy experto en impuestos así que interioriza esta información con prudencia y, en caso de duda, acude a un profesional tributario.

Ahora sí, vamos allá.

#1 Aflorar pérdidas para compensar ganancias

Imagina que, por el motivo que sea, quieres retirar parte de tu cartera de fondos de inversión y sabes que las participaciones de algunos fondos presentan ganancias y otras pérdidas.

Entonces, ¿cómo deberíamos retirar el capital de la forma más óptima?

Dependerá de cada situación, pero si lo que queremos es minimizar los impuestos a pagar ese año, entonces deberemos procurar que las ganancias de unas participaciones se compensen con las pérdidas de las otras en la medida de lo posible.

Aquí tienes un ejemplo simplificado:

Tenemos dos fondos en cartera:

·
Fondo 1: Amundi Index MSCI World: 8.000 € invertidos con rentabilidad acumulada -5% (-400€)
·
Fondo 2: Vanguard Emerging Markets: 2.000€ invertidos con rentabilidad acumulada +15% (+300€)

En esta situación, si queremos retirar 500€ y no pagar impuestos por las plusvalías, y asumiendo que todas las participaciones se compraron en el mismo momento dentro del fondo, tendríamos que:

· Retirar
375€ del fondo 1, ya que → 375€ · -5% = -18,75
· Retirar
125€ del fondo 2, ya que → 125€ · 15% = +18,75€

De esta manera, el rendimiento total de nuestra retirada sería 0 y, por lo tanto, no deberíamos pagar impuestos por las ganancias patrimoniales.


En este caso, para hacer el cálculo tenemos en cuenta que la rentabilidad negativa es un tercio de la positiva, por lo que necesitamos retirar el triple de capital del fondo 1 que del 2 para que las minusvalías y plusvalías se igualen.

Otra opción con la que no pagaríamos impuestos sería retirar los 500€ del fondo 1 que está en pérdidas, aunque entonces no estaríamos compensando las pérdidas en ese momento (podríamos hacerlo en los 4 ejercicios siguientes).

📌 Nota: Es posible que, por defecto, la entidad que custodia nuestros fondos nos retenga un 19% de las plusvalías del fondo que presente ganancias, aunque en la declaración de la renta se debería compensar correctamente. Este hecho provoca que algunos prefieran hacer este tipo de movimientos a final de año y así tener el dinero retenido durante el menor tiempo posible.

Para seguir esta estrategia bastará con analizar el rendimiento de nuestros fondos en el momento en que queramos reembolsar nuestras participaciones.


Otra situación en la que podemos encontrarnos es la de tener nuestra cartera de fondos y, además, capital depositado en una cuenta remunerada, depósito y/o plataforma de crowdlending que nos pagan intereses recurrentes (es decir, rendimientos de capital mobiliario).

En este caso deberemos tener en cuenta los dos primeros conceptos del inicio del artículo. En dichas situaciones solo podremos compensar un 25% de las ganancias de una subcategoría con la otra.

Por ejemplo:

Nuestro capital está repartido de la siguiente manera:

·
Amundi Index MSCI World: 27.000€ con rentabilidad +7% (+1.890€)
·
Vanguard Emerging Markets: 3.000€ con rentabilidad -10% (-300€)
·
Cartera crowdlending: 3.000€ que se estima que generará +300€ de intereses durante el año.

Aunque podríamos pensar que podemos compensar las ganancias de crowdlending vendiendo todas las participaciones del fondo de Emerging Markets, debemos recordar que solo podremos compensar un 25% de las ganancias de rendimiento de capital con pérdidas patrimoniales. Así pues:

25% de las ganancias de crowdlending → +300€ · 25% = +75€

De esta manera, podremos compensar +75€ de los beneficios del crowdlending si retiramos participaciones en pérdidas acumuladas de ese mismo importe. En caso de que tengamos pérdidas superiores que no se compensen con ninguna otra partida, estas podrán utilizarse durante los 4 años siguientes.

Por cierto, a estas estrategias se las conoce como Tax Loss Harvesting (o TLH), que significa algo así como «cosechar pérdidas fiscales».

#2 Inversión por tramos

La siguiente estrategia la he denominado «inversión por tramos», pero antes de entrar en detalle quiero hacer una reflexión.

Si sigues la filosofía de inversión que promulgo en este blog significa que inviertes a largo plazo, y si entendemos cómo funciona el criterio FIFO sabremos que en el momento de retirar el capital nos tocará recuperar las primeras participaciones que compramos.

Lo que hay que tener muy presente es que el hecho de retirar las participaciones más antiguas implicará que, muy probablemente, esas participaciones tengan una rentabilidad acumulada muy elevada.

Para que te hagas una idea:

Si compramos una participación por valor de 100€ y esta crece al +5% anual, al cabo de 20 años valdrá 265€, es decir, tendremos una plusvalía de +165€. Esto implica que tendremos que pagar impuestos sobre el 62% del valor de venta de dicha participación.

Por este motivo, es posible que en el momento de retirar el capital nos interese vender participaciones menos antiguas y así tener una tributación más ventajosa.

Una forma de conseguirlo es mediante la inversión por tramos, es decir, cada cierto tiempo dejar de suscribir participaciones del fondo de nuestra cartera para empezar a invertir en otro diferente que sea muy similar.

¿Empezar a invertir en un fondo diferente pero muy similar? 🤔

¡Qué suerte tenemos los que invertimos en fondos índices! Podemos invertir en fondos que inviertan en el mismo índice (es decir, MUY similares) pero que técnicamente son diferentes, o como le gusta llamarlo Hacienda, no homogéneos.

Vamos al ejemplo:

Llevamos muchos años invirtiendo en una cartera boglehead diversificada a nivel mundial. El mayor activo de nuestra cartera es el índice MSCI World y para mejorar la fiscalidad futura, cada 5 años hemos empezado a invertir en otro fondo «sustitutivo».

Al cabo de 15 años la foto quedaría así (las rentabilidades son simuladas):

· Los
5 primeros años invertimos en Amundi Index MSCI World (LU0996182563) → Rentabilidad acumulada de +100% (15 años)

· Del
año 6 al 10 invertimos en Vanguard Global Stock Index (IE00B03HCZ61) → Rentabilidad acumulada de +60% (10 años)

· Del
año 11 al 15 invertimos en Vanguard SRI Global Stock (IE00B54FFW20)* → Rentabilidad acumulada de +25% (5 años)

De esta manera, si empezamos a retirar el último fondo que incorporamos en la cartera, podremos pagar menos impuestos por retirar el capital. Está claro que si reembolsamos TODAS las participaciones de los tres fondos acabaríamos tributando por todas las ganancias, pero el futuro es incierto y el tiempo juega a favor de la
plusvalía del muerto.

📌 Nota: Es importante recalcar que en ningún caso hacemos traspasos entre los distintos fondos. Al cabo de 5 años lo que hacemos es dejar la inversión en ese fondo y destinar nuevas aportaciones al siguiente fondo. En el ejemplo, acabaremos teniendo los 3 fondos en la cartera al cabo de 15 años. También quiero recalcar que no serviría tener el mismo fondo (con ISIN idéntico) en distintos bancos o brokers (en tal caso, según el criterio de Hacienda deberíamos aplicar el criterio FIFO manualmente).

(*) El último fondo elegido no sigue exactamente el mismo índice, pero su papel en la cartera sería similar. Se trata de un fondo indexado global con un filtro de Inversión Socialmente Responsable.

#3 Doble fondo monetario

La última estrategia la aprendí gracias a las aportaciones de algunos usuarios en los foros de Rankia y Bogleheads. La estrategia del doble fondo monetario permite retirar las participaciones más nuevas de un fondo de inversión sin que durante años hayamos construido una cartera de la forma que explico en la estrategia anterior.

❗️ Quiero advertir que se trata de una estrategia que no recomendaría (más abajo explico los motivos) aunque me ha parecido interesante verla en detalle.

La estrategia funciona de la siguiente manera:

Tenemos nuestro fondo de inversión con participaciones más antiguas (acumulan más rentabilidad) y más nuevas (acumulan menos rentabilidad). Nosotros queremos retirar las participaciones más nuevas y así reducir la carga fiscal en el momento del reembolso.

Para lograrlo deberíamos seguir los pasos explicados en este esquema:

Estrategia de optimización fiscal de fondos de inversión
  • Paso 1: De nuestro fondo (fondo principal) se traspasan aquellas participaciones que no se quieren retirar hacia el fondo monetario 1.
  • Paso 2: Las participaciones restantes del fondo principal (las que sí se quieren retirar) se traspasan al fondo monetario 2.
  • Paso 3: Por una parte, se reembolsan todas las participaciones del fondo monetario 2 que por la normativa de anti aplicación quedaría «bloqueado» durante 2 meses. Por otra parte, devolvemos las participaciones del fondo monetario 1 al fondo principal.

De esta manera se retiran las participaciones más nuevas y mantenemos las antiguas en el fondo de origen.

¿Y por qué creo que no es recomendable aplicar esta estrategia?

Por dos motivos:

1. Motivos legales: Como explica muy bien aquí el forero dullinvestor, esta estrategia podría considerarse evasión fiscal o fraude de ley, al ser una forma legal pero MUY rebuscada de minimizar el pago de impuestos. Técnicamente es un proceso legal pero a ojos del fisco podría tratarse de una estrategia de planificación fiscal demasiado agresiva.

2. Motivos financieros: Si el poder incumplir la ley no es suficiente, hay otro motivo a tener en cuenta. Se trata del coste de oportunidad de tener todo un fondo de inversión fuera de mercado, y es que entre idas y venidas, nuestro capital puede estar hasta 16 días hábiles «parado». Es posible que el coste de oportunidad sea superior al potencial ahorro de impuestos.

consideraciones finales

Para terminar, te dejo algunas reflexiones relacionadas con la optimización fiscal de fondos de inversión:

  • Ayuda psicológica en mercados bajistas: Como te habrás dado cuenta, una de las formas de optimizar la fiscalidad es tener activos que nos hayan dado resultados negativos. Tener esto presente puede ayudarnos a hacer más llevaderos los momentos en que las inversiones presenten malos resultados (algo que tarde o temprano acabará pasando).
  • Controlar cada suscripción: Para optimizar los impuestos de los fondos de inversión es clave llevar un control de todas las compras que realicemos. De esta manera, sabremos exactamente qué rentabilidad tiene cada participación y podremos actuar en consecuencia. Debo admitir que es algo que hasta ahora no he hecho de forma diligente pero que me planteo llevar a cabo. En este sentido, el gran Marcos Luque compartió en Más Dividendos una hoja de cálculo que nos puede venir bien para esa tarea (está pensada para acciones pero debería servir también para fondos).
  • Diversidad de activos: Cuanto mayor sea el número de activos en la cartera, más flexibilidad tendremos para compensar pérdidas y pagar menos impuestos en el momento del reembolso. Es decir, si tenemos más fondos en la cartera, hay más posibilidades de que algunos den resultados negativos y otros positivos, lo que podremos aprovechar para compensar ganancias con pérdidas.
  • Escenario de independencia financiera: Es posible que para los que pretendamos alcanzar la independencia financiera la optimización fiscal no sea algo tan relevante, puesto que en el supuesto escenario de no tener ingresos podremos realizar plusvalías sin pagar impuestos hasta llegar a nuestro mínimo personal y familiar (empieza a partir de 5.550€). Además, en el caso de que utilicemos planes de pensiones podremos desgravar los gastos deducibles (2.000€) y optar a una reducción adicional (de hasta 5.565€). Aún así, creo que es muy interesante conocerlo por si algún día lo necesitamos.

Agradecer a Alberto de Hernández & Asociados por ayudarme en la revisión de este artículo.

Fuentes:
Artículo muy completo sobre la normativa de anti-aplicación
Optimización de Inbestme
Optimización de Indexa

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…

¿Te ha gustado el artículo? 
Entonces te encantarán mis emails

Suscríbete a la lista de correo para acceder a todas las novedades, contenido exclusivo y formar parte de la comunidad de hormigas capitalistas 😄

Mi filosofía → Aportarte valor y molestarte lo menos posible.

Información básica sobre protección de datos:
Responsable: Guillem Roig Collell Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: [email protected] Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.

23 comentarios en “Impuestos y optimización fiscal con fondos de inversión”

Información básica sobre protección de datos
Responsable:  Guillem Roig Collell (La Hormiga Capitalista)Finalidad:  Moderar y responder comentarios de usuarios.Legitimación:  Consentimiento del interesado.Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal.Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: [email protected]Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.Nota: Leo y respondo a todos los comentarios, aunque tardo varios días en hacerlo. :)
  1. ¡Hola Guillem! Muchas gracias por este genial artículo.
    Me gustaría si pudieras explicar un poco el último punto del texto: «en el supuesto escenario de no tener ingresos podremos realizar plusvalías sin pagar impuestos hasta llegar a nuestro mínimo personal y familiar (empieza a partir de 5.550€)»
    ¿Quieres decir que si no tienes más ingresos que las plusvalías de los fondos puedes extraer hasta 5550 EUR sin pagar el 19% de los beneficios en impuestos?
    Gracias :)

    • Es exactamente así. Es la cantidad libre de impuestos conocida como mínimo personal y familiar. Empieza en 5.550€ en España, y aumenta con los hijos y otras situaciones, por lo que podría llegar a ser mayor. Te recomiendo el vídeo de Marcos Luque para entenderlo un poco mejor (está enfocado a Planes de Pensiones pero debería servirte):

      https://www.youtube.com/watch?v=erb9gLKUZ0I

  2. Yo tenía entendido que si era posible aflorar beneficios/pérdidas para compensar de esta forma:

    Tengo un fondo A con beneficios que quiero cobrar.
    Traspaso el fondo A a un fondo B y vendo el B.
    Y finalmente vuelvo a comprar el A.

    He aflorado mis beneficios con la venta de B y mientras no haga ni haya hecho ningún movimiento en A en los dos meses anteriores/posteriores no habría problema y puedo seguir manteniendo de esta forma mi participación en A.

    Es correcto este planteamiento?

    • Hola Pablo, efectivamente, si solo quieres aflorar ganancias de las primeras participaciones del fondo A y continuar invirtiendo en ese puedes usar un fondo «puente» para hacer las retiradas.

      Saludos!

  3. Hola Hormiga,
    respecto a la inversion por tramos (no lo conocía), pero seria mas simple a mi entender para que los hombres de negro no chirrien:
    Por ejemplo invierte en un fondo global(A) toda tu el tiempo que desees, a la hora de rescatar mueve un % a otro fondo Global(B) y rescatas de Fondo(A) que tendra las ultimas aportaciones.

    Saludos

    • Hola Pablo,

      Sería otra posibilidad, aunque ten en cuenta que mover todo tu dinero de un fondo al otro no es lo más eficiente al quedar fuera de mercado una gran parte de tu fondo durante unos días, siempre que se pudiera evitar, lo haría. Por otra parte, deberás ver cuándo has hecho la última aportación en el fondo A para que no entre en la ventana de los 2 meses y luego no volver a hacer aportaciones durante 2 meses más.

      Un saludo!

  4. Genial, pocas veces he visto algo tan compacto, pero que abarque tanto y este tan bien explicado. ¡muchisimas gracias hormiga!
    Ahora bien, si me permites abusar un poco, te propondria que entres a explicar como van a tributar los fondos limpios, sin retrocesion. Los comercializadores (por lo menos los unicos que conozco, BNP y EBN) cobran una comision de mantenimiento, y recientemente Hacienda ha confirmado que esta comision se puede deducir de la base imponible. Pero claro, entiendo que para ello, debera haber beneficios. ¿como habria que proceder? ¿convendria vender alguna participacion para obtener esos beneficios? de ser asi, ¿cuanto habria que vender?…

  5. Muchas gracias! Muy buen artículo y claramente explicado.
    Me gustaría comentar que creo que hay una errata en el punto 4.FIFO: en el ejemplo se indica que la segunda participación se compra a 105€, si luego se vende a 100€ habría pérdidas, pero el ejemplo indica que tiene una ganancia de 5€. Creo que habría que invertir las pérdidas/ganancias entre las participaciones 2 y 3 de ese ejemplo.
    Un saludo.

  6. Hola. Sobre el punto 5, ¿Sé puede vender un fondo en pérdidas, aflorarlas, y luego comprar otro fondo distinto pero muy muy parecido? (No sé si me explico)

  7. Muy interesante todo. Me ha permitido conocer la inversión por tramos que desde luego pondré en práctica en el futuro. Solo añadir que ese método también permite seguir evitando las comisiones de los fondos de Vanguard en BNP. Por ejemplo si hemos estado los 5 primeros años invirtiendo en Amundi MSCI world después podríamos invertir otros 5 años (suponiendo mismas aportaciones periódicas) al Vanguard SRI Global Stock sin incurrir en comisiones al tener menos de un 50% en Vanguard. Habrá que tener en cuanta otros fondos en cartera y esperar que BNP no cambie la condiciones de nuevo, claro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si te gusta el blog, te encantarán mis correos 🙂

Mi filosofía → Aportarte valor y molestarte lo menos posible.

Información básica sobre protección de datos:
Responsable: Guillem Roig Collell Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: [email protected] Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.